Se dice del amor que es un sentimiento que inclina el ánimo hacia lo que le place, es una inclinación natural hacia un objeto o persona. También significa un objeto de cariño especial para alguno. De ello se plantea que el amar es la estimación, el aprecio, el cariño hacia las personas o las cosas.

El amor está en la base de todas las relaciones humanas que se asientan sobre el afecto y la atracción, de ahí que permanece prácticamente todos los sentimientos positivos del hombre. Hay amor cuando se trabaja, se juega o se ayuda a otro, y para poder formar a un individuo multilateralmente desarrollado es preciso enseñarle y formarle el saber amar.

Para amar es necesario comprender al otro, de ahí que la comprensión y el amor estén estrechamente unidos, se ama cuando se comprende, y la falta de comprensión es casi siempre expresión de la carencia de amor.

El niño, desde bien pequeño, ama a aquellos que lo cuidan y satisfacen sus necesidades, lo que corresponde en la etapa inicial a los padres. Poco a poco el niño va aprendiendo a amar a otras cosas: a sus amigos, a sus juguetes, a la naturaleza, al medio en que se desenvuelve, lo que ya no está tan directamente ligado a una satisfacción personal sino a algo que se aprende a amar, y es ahí cuando el proceso educativo cobra una gran vigencia.

El niño no aprende a amar por decreto, ni tampoco puede amar como si fuera un contenido curricular, de ahí que en la escuela infantil la formación y el desarrollo del amor en el niño se realice mediante muy diversas actividades que en su esencia implican una calidad de amar: cuando un niño riega una plantita y lo hace con esmero, en esa acción se va formando su amor hacia la naturaleza. Cuando juega con otro niño y entre ambos hacen una acción lúdica, se va formando el amor a los otros.

Por lo tanto, propiciar muchas y muy variadas actividades, que lleven implícitos sentimientos de afecto y comprensión en su contenido, es la vía más eficaz para formar el amor en los niños, que en el caso del ser humano ha de ser primero hacia los padres y otros familiares, luego hacia otros niños, hacia sus educadores y maestros, hacia la gente que le rodea, hacia la comunidad, hacia la sociedad, hacia la humanidad.

AMOR EN LA LIJ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.