Beatriz Osés, Premio SM El Barco de Vapor 2021: «En los niños, la imaginación está a flor de piel»

0
31

La escritora ha sido galardonada en la edición de este año por su libro ‘Un bosque en el aire’.

La escritora madrileña Beatríz Osés ha sido distinguida con el premio SM de Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) El Barco de Vapor por su libro Un bosque en el aire (+8 años). De esta novela, protagonizada por un padre y un hijo un poco pijos que acuden al pueblo del abuelo y se ven obligados a reforestar un bosque, el jurado ha dicho que «mezcla una realidad cercana y actual con historias llenas de imaginación, porque apuesta por el esfuerzo colectivo para recuperar la conexión con la naturaleza». Hablamos con su autora.

Ganó el mismo premio hace un par de años. Es casi como que le toque la lotería. Seguramente, en parte, es cuestión de suerte, pero también de trabajo, de esfuerzo. Quiero pensar que también tengo algo que ver…

Su libro reivindica el mundo rural. ¿Lo miramos a veces por encima del hombro? Sí, creo que a veces la gente que vive en la ciudad, como los dos protagonistas, tiene un cierto sentido de superioridad, que es bastante engañoso y nace de una prepotencia por desconocimiento. Mi familia proviene del campo, mi abuelo era agricultor y un gran lector: el saber no está reñido con el mundo rural. A mí me gusta dar esta imagen, que es mucho más realista de lo que la gente piensa. Por eso, la niña, Maripuri, lee el diccionario etimológico de María Moliner, hay una profesora de Filosofía entre los abuelos y otro personaje que reivindica los refranes.

Plantea historias dentro de historias. ¿Cómo se construye un relato así? Fue algo muy fluido. Me llevó un mes de trabajo intenso. Escribí el libro en agosto en el jardín de mi casa, y gran parte él, debajo de una higuera. Y como también tuve la ayuda de un amigo que me inspiró y me asesoró sobre las especies de árboles y sobre cómo se reforestaba un bosque, me sentí muy acompañada. De nuestras conversaciones salían recuerdos y anécdotas de mi vida personal que se iban colando. Ha sido uno de los mejores procesos creativos que he vivido.

Todo salió de un chat. ¿En qué otros sitios raros se ha encontrado historias? Surgió a partir de una conversación sobre encinas en Facebook. Nunca me había pasado el haber tenido la idea de alguien externo que no fuera un amigo o un familiar muy cercano. Hoy hablaba con unos niños de que la inspiración está en cualquier lugar, solo hay que observar y escuchar.

¿Es importante estimular la imaginación? En los niños la imaginación, está a flor de piel, lo absorben todo. Pero me parece que la imaginación y la creatividad son más necesarias a medida que crecemos: nos vamos cuadriculando al cumplir años y eso es un problema. La imaginación va más allá de lo literario, trasciende a cualquier faceta o ámbito profesional o personal. Es un pilar fundamental, es lo que garantiza nuestro avance como país.

¿Los adultos deberían leer libros para niños? Siempre lo recomiendo. Para mí, la considerada literatura infantil y juvenil no es tal. Creo que si el libro está bien escrito puede llegar a cualquier lector. Por ejemplo, Las aventuras de Tom Sawyer es un libro que leímos de niños, pero que yo he releído en el confinamiento y lo he disfrutado igual o más. Seguramente más, porque ahora tengo un bagaje lector y me fijo en otros detalles, por ejemplo, en el estilo.

Imparte talleres de escritura. ¿Se puede aprender a escribir? Sí, pero es un proceso muy largo. A la gente le falta paciencia: cuando nos planteamos aprender a escribir pensamos que en uno o dos meses estaremos escribiendo una novela, y no funciona así. Hace falta un sustrato lector y requiere de mucha disciplina; claro que se aprende, pero escribir bien también precisa de cierto talento y sensibilidad. Tienes que tener tu propia voz y tu propia experiencia vital.

Escribe sagas. ¿Por qué triunfan? El secreto está en los personajes. Si son muy atractivos, cuando terminas un libro tienes el deseo de que aquello continúe y haya nuevas aventuras. Por eso, de alguna manera, enganchan. Yo he escrito muchos libros independientes y me hace gracia cuando los lectores me preguntan si va a haber una segunda parte.

¿Captan bien los niños el humor? Enlaza muy bien con ellos, son bastante más inteligentes que los adultos en muchas ocasiones. Yo tengo mucho respeto por los lectores más jóvenes, les hablo igual que si fueran adultos, no bajo el nivel. Y me gusta mucho apoyarme en los sustantivos y no tanto en las descripciones. Los libros tienen varios niveles de lectura, pero el aspecto humorístico es uno de los que primero captan los niños. En mis libros siempre recurro a él.

¿Qué le dicen los niños de sus libros? Me hacen a veces apreciaciones y comentarios más interesantes que los de los propios mayores. En muchos libros abordo el tema de la muerte y ellos son los que me hacen las preguntas más directas. Son muy sinceros y es un tema que les interesa.

¿Por qué la tradición oral y el respecto a los mayores son importantes para usted? El respeto a los mayores es importante porque nosotros también lo seremos. Y creo que hay que tener empatía. Ellos son la experiencia y representan la sabiduría; la experiencia es un grado. Y en cuanto a la tradición oral, siempre me ha gustado que se conserven las leyendas, los cuentos al amor de la lumbre, los proverbios y los refranes, creo que es una riqueza de la comunidad que se debe mantener y perpetuar. Me da miedo que se pierda.

¿Hay algún libro al que le tenga mucho cariño? Hay un libro que releo con mucha frecuencia y en el que cada vez veo algo diferente, El Principito. Me parece otro pozo sin fondo, aparentemente para niños, pero para todos los públicos.

FUENTE: 20 MINUTOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.