Puntual a su cita con el público infantil español en noviembre, Jeff Kinney publica la nueva entrega de «Diario de Greg», la saga superventas mundial que narra las desventuras de un adolescente que se enfrenta al desafío de estudiar en un instituto estadounidense. Pero esta vez, además, ha venido hasta nuestro país para presentar «Diario de Greg 14. Arrasa con todo» (su editorial en España, RBA, organizó un acto junto a sus seguidores en la madrileña Casa del Lector). «Es muy emocionante conocer a mis lectores y no lo puedo hacer tan a menudo como quisiera. Paso la mayoría del año trabajando y escribiendo, y me queda muy poco tiempo para pasarlo con ellos. Por eso siempre resulta un gran placer», relata el autor.

Amable, dedicado y jovial, resulta difícil creer a este escritor cuando confiesa que hay mucho de él en Greg Heffley, un antihéroe gamberrete tirando a cobardica con mala suerte que ha conseguido conquistar a millones de pequeños lectores en todo el mundo a través de la mezcla de texto y traviesas ilustraciones que protagoniza. «Creo que me llevaría bien con él porque le entiendo. Pero a la vez somos muy parecidos así que no estoy muy seguro de cómo podría funcionar esa relación», contesta ante la pregunta de si congeniaría con él en la vida real. Instalado en una desquiciante adolescencia perpetua, Kinney tampoco ve a su personaje madurar y hacerse adulto: «Tiene un montón de defectos así que es muy probable que no fuera tan feliz cuando creciera».

Kinney ayer en Madrid

El escritor apunta la mayor influencia que tuvo al crearlo: « El guardián entre el centeno», el clásico de Salinguer protagonizado por un joven gruñón que siempre está criticándolo todo: «Creo que puede haber una conexión inconsciente entre Holden Caulfield y Greg Heffley. Ambos son narradores poco fiables. Ambos actúan de forma poco noble. Pero ambos son personajes cercanos».

Quizá porque en un principio las historietas de Greg no estaban pensadas para el público infantil (el objetivo era recordar a los adultos qué significa ser un niño), quizá porque ahora las escribe para ayudar a los chicos a verse a sí mismos, lo cierto es que ese realismo imperfecto consigue una increíble conexión con los lectores de todo el planeta. Sus desternillantes anécdotas les atrapan. Pero, ¿de dónde las saca? De su propia experiencia como adolescente y padre de dos hijos. ¿Y leen sus propios vástagos sus libros? «Sí. se están haciendo mayores –17 y 14 años–, pero todavía leen los títulos cuando llegan. Mis chicos son muy sinceros con sus valoraciones y no tienen reparos en decirme si algo no les gusta. Pero al de 17 le ha encantado el último, ¡buena señal!», augura.

«Diario de Greg 14. Arrasa con todo», en el que el protagonista se enfrenta a la odisea de las reformas, también se ha construido sobre los cimientos de sus vivencias. «Estamos en medio de unas obras en casa. Pensábamos que nos llevaría unos meses, pero ya llevamos casi dos años», reconoce el escritor que detalla divertido que lo suyo con los tabiques viene de lejos: «Cada vez que hemos vivido en una casa antigua, hemos estado reformándola todo el tiempo. Y hemos descubierto muchas cosas cuando las tiramos abajo, desde notas que se dejaron en el suelo a colmenas de abejas gigantes. ¡He visto de todo!». De ahí viene la última experiencia que ha metido en sus libros, el capítulo dedicado al jacuzzi volador. «Teníamos una bañera de hidromasaje en nuestro jardín que elevamos con una grúa sobre la casa del vecino y miramos aterrados toda la maniobra porque temíamos que se cayera sobre su tejado».

Kinney explica que, de hecho, las bromas suelen ocurrírsele antes de la trama. Va recopilando las ideas en bocetos en una libreta y, cuando ya tiene suficientes, urde el argumento que las una todas. Justo ahora, le pillamos con el siguiente título de Greg a medio hacer: «He estado pensando en el próximo libro, pero no he llegado muy lejos. Sé que transcurrirá en vacaciones, así que estoy barajando barbacoas en el jardín y piscinas. Necesito encontrar una manera de contar una historia de verano épica».

FUENTE: DIARIO ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.